Image Image Image Image Image Image Image Image Image

food photography

Bizcocho Olé!

March 17, 2015 | By | No Comments

Víctor Zambrana  De: Seville  Profession: Profesor de Naam Yoga, bailarín y dibujante

VPG1-1

VPG1-2

VPG1-2a

VPG1-3

VPG1-4b

VPG1-5

VPG1-6

VPG1-7

VPG1-8

VPG1-9

VPG1-10

VPG1-11

 

Bizcocho de limón, manzana y canela

Ingredientes:

– Ralladura de la piel de 1 limón

– 3 huevos

– 1 chorrito de anís (licor)

– 1 yogur griego

– 1 medida (vaso del yogur) de aceite de oliva

– 2 medidas de azúcar

– 3 medidas de harina especial repostería

– 1 sobre de levadura

– 1 manzana rallada

– Canela en polvo (a gusto)

Preparación:

Rallar la piel de un limón, ponerla en un bol con tres huevos enteros y batir. Añadir un chorrito de anís (a gusto) y un yogur griego, mezclar bien. Utilizando el vaso del yogur como vaso medidor, incorporar a la mezcla anterior una medida de aceite de oliva y dos medidas de azúcar (puede ser azúcar blanca o morena) y remover hasta que quede bien ligado. Seguidamente añadimos tres medidas de harina (blanca o integral) y un sobre de levadura. Cuando todos los ingredientes estén bien integrados rallaremos una manzana sin piel a la que previamente habremos quitado el corazón y un poco de canela molida (a gusto). Una vez terminado este proceso dejaremos reposar la masa unos 30 minutos.

En el tiempo en que la masa está en reposo encenderemos el horno a temperatura alta y prepararemos un molde untado con mantequilla.

Verteremos en el molde la mezcla resultante y nos dispondremos a bajar la temperatura del horno. Empezaremos a hornear por la parte de abajo colocando la bandeja en posición media y con el fuego bajo. Cuando el bizcocho suba pero esté todavía crudo cambiaremos la posición de la bandeja (bajándola) y solamente hornearemos por la parte de arriba. Para saber si el bizcocho está hecho por dentro utilizaremos una aguja de punto o un cuchillo fino para pincharlo. Si sale limpio es que está finalizado. El tiempo de cocción oscila entre 25 y 40 minutos aproximadamente.

1- ¿Qué importancia tiene la alimentación para gente en tu profesión de bailarín y yogi?

Teóricamente tiene toda la importancia basándonos en el hecho de que somos lo que comemos. Ahora bien, en los años que llevo dedicándome al mundo de la danza te puedo decir que el tema de la alimentación es un auténtico desastre. Normalmente ensayas muchas horas y te acostumbras a comer poco. Además de acostumbrarte a hacer la digestión en movimiento.

Antes de una actuación no puedes comer mucho porque te puedes encontrar muy pesado, por lo que tienes que hacer una cena más fuerte. Y a veces pasa que dependiendo del sitio en el que estés no encuentras nada abierto después de la función.

Al final es una cuestión de cómo te organizas, de tenerlo todo bien programado. Y eso no siempre es posible.

En el caso del yoga, y viviendo en una gran ciudad, no es muy diferente. Lo único es que no tienes que actuar a las diez de la noche y eso te permite estar más ordenado.

2-¿Cuál es la inspiración en cuanto a los platos que más preparas?

Básicamente quién y cuántos van a comer.

3-¿Hay mucha diferencia entre la dieta de Andalucía y la de Barcelona?

Los ingredientes son los mismos, lo que cambia es cómo se utilizan. Nosotros en Andalucía tenemos una influencia árabe muy fuerte, y eso se nota mucho en la repostería tradicional del sur. También la forma en que se usa el aceite de oliva es diferente.

4-¿Algún consejo para platos que hay que probar en Sevilla?

– Desayunos de tostada con jamón serrano y café con leche.

– Gazpacho y salmorejo cordobés.

– Guisos típicos de Andalucía.

– Gambas de Huelva y Sanlúcar.

– Tapas (por ejemplo, carrillada ibérica en salsa , gambas al ajillo) y cervecita fresquita en buenos bares.

– Altamente recomendable es acercarse al mercado de Cádiz y comprarse un cartucho de chicharrones.

– Repostería típica, y especialmente las torrijas de Semana santa.